jueves, mayo 23, 2019

Comprar guitarra Clásica

La guitarra española es un instrumento muy versátil y divertido, si estás pensando en adquirir una, estás en el lugar adecuado. A lo largo del artículo repasaremos los distintos tipos de guitarras españolas, la clásica y la flamenca. Analizaremos sus características para que puedas saber por tí mismo cuál es la que más encaja con tu estilo.

Las guitarras Clásicas más vendidas

También, he preparado una guía para comprar la guitarra española ideal, donde te enseño cuales son las claves para acertar con tu elección sin importar el nivel en el que te encuentres.

Si buscas comprar una guitarra barata o saber cuales son las mejores en calidad precio, también he creado un listado que te ayudará a orientarte, al principio hay tantas opciones que puede resultar complicado decidir qué marca o modelo de guitarra española comprar.

Para que te resulte más fácil navegar por el artículo, he organizado el contenido por secciones para que puedas saltar a la parte que te interese… y si tienes dudas, no te cortes y deja un comentario. Estamos para ayudarte!

La guitarra, española o acústica, probablemente sea el instrumento más utilizado principalmente por cantautores, como Paco Ibáñez o Serrat, pero también en todo tipo de géneros musicales, desde el rock hasta el folk.

Tipos de guitarras Clásicas

En el mercado encontraremos innumerables tipos de guitarra, aunque los más básicos son la clásica y la flamenca.

GUITARRA ESPAÑOLA

La guitarra española clásica tiene las cuerdas de nylon, frente a la acústica, por ejemplo, que las necesita metálicas. Esto influye en el sonido, ya que la española suena más suave que la acústica.

Su tamaño es más pequeño que el de la acústica y también más estrecha, especialmente en la parte superior; esto hace que las curvas de la española sean más pronunciadas. Por el contrario, el mástil es un poco más ancho, lo que dificulta un poco la práctica del instrumento.

GUITARRA FLAMENCA

Muy similar a la guitarra clásica es la guitarra de flamenco o guitarra flamenca. Su sonido es ligeramente distinto debido a su construcción y la diferencia de maderas. Esta tiene un sonido más percusivo. Físicamente, su caja es algo más estrecha, y las cuerdas están más cerca del diapasón, lo que facilita su ejecución, ya que no es necesario ejercer mucha presión con los dedos de la mano izquierda sobre el mástil de la guitarra.

Tiene menos sonoridad y también un menor volumen que la española, pero su sonido es más brillante.

Debajo de la roseta, suele haber un guardapúas, golpeador o protector con el fin de evitar que los rasgueos y los golpes que recibe la tapa armónica afecten a la madera.

Su principal función ha sido la de acompañar al canto y al baile. Su reconocimiento llegó a partir de los setenta del pasado siglo gracias a Paco de Lucía.

GUÍA PARA COMPRAR UNA GUITARRA ESPAÑOLA

Cuando nos disponemos a comprar una guitarra española por primera vez, debemos asegurarnos de que cumpla con algunos requisitos mínimos: que tenga un buen sonido, que no trastee (es decir, que, al pulsar una cuerda, esta no roce con el traste siguiente), y que las cuerdas sean fáciles de tocar, ya que este es el punto más importante, y si encontramos dificultades a la hora de apretar las cuerdas, será difícil que volvamos a coger esa guitarra

MOTIVOS PARA COMPRAR UNA GUITARRA ESPAÑOLA

¿Estás pensando en comprar una guitarra, pero no sabes cuál? Pues aquí te damos algunos motivos para que te hagas con una española.

En primer lugar, es que puedes llevarla a cualquier parte y ponerte a tocar, bien sea para animar una fiesta o para relajarte. De hecho, puedes incluso poner a tus amigos a cantar y bailar o tal vez versionar alguna de vuestras canciones favoritas.

Tocar la guitarra, o cualquier otro instrumento, tiene múltiples beneficios para el cerebro, ya que desarrolla nuestra creatividad y lo activa, además de ser una buena forma de paliar el estrés o de calmar los nervios.

Aunque pueda resultar algo difícil al principio, igual que sucede con todas aquellas actividades que iniciamos por primera vez, es muy gratificante observar los progresos. Además, ¿nunca has oído lo sexis que son algunos guitarristas? Pues quizá sea este otro buen motivo.

Pros y contras de una guitarra española

A la hora de escoger un tipo de guitarra con el que iniciarnos en el mundo de la música, lo normal es que surjan dudas sobre cuál escoger, y más cuando el mercado es tan increíblemente amplio y resulta casi misión imposible decantarse por un solo modelo.

Frente a una guitarra eléctrica, la guitarra española tiene muchas ventajas. La más evidente es su precio, ya que es más barata y no necesitas comprar un amplificador para poder escuchar lo que estás tocando, ya que la caja de resonancia cumple esa función y el sonido sale de manera pura. Además, no necesitas pedales ni recurrir a accesorios electrónicos para obtener diferentes sonidos, ya que la música que ofrece la guitarra española de por si es muy agradable.

¿Tiene desventajas? Por supuesto que sí, como todo. En la mayoría de los estilos musicales se opta por guitarras eléctricas, por eso es normal que la primera opción es escoger la eléctrica, especialmente porque iniciamos la andadura musical con la idea de parecernos a algún guitarrista en concreto. Otro inconveniente es que es más difícil de tocar. Pero empezar por la clásica no quiere decir que nos quedemos en ella, ya que siempre podemos pasar a una eléctrica o incluso acústica, por lo que la parte difícil ya la habremos pasado.

PRECIO DE UNA GUITARRA ESPAÑOLA

Guitarras baratas

Para quienes se inicien en el aprendizaje de un instrumento musical como es el caso de las guitarras, el hecho de entrar en una tienda musical puede llegar a ser una aventura: con tantos modelos y variedades, ¿cómo saber qué modelo es el ideal para nosotros?

Como en todo, el precio de las guitarras varía en función de su calidad. Evidentemente, aquellas que sean más económicas, tendrán, por lo general, una calidad peor que las de gama alta.

Antes de sacar la cartera, debemos tener en cuenta que los fabricantes quieren ganar dinero, así que, a un bajo presupuesto, no podemos exigirle un sonido y acabado excelentes: lo más seguro es que sea una guitarra con un sonido de lo más discreto y que no nos aguante de por vida, aunque eso también depende del trato que le demos.

Aquí tienes algunas de las guitarras más económicas que encontrarás en el mercado:

JASMINE JC27-NAT. Tiene una tapa de cedro macizo, con fondo y aros laminados; su mástil es de nato y el diapasón y el puente, de palisandro.

JOSÉ RIBERA CLASSIC HG 81. La tapa es de abeto macizo; su fondo y aros, de caoba y tanto el diapasón como el puente, de palisandro.

ADMIRA MÁLAGA. Su tapa es de cedro macizo; el fondo, los aros y la tapa, de sapelly (laminados); el mástil, de caoba africana (samanguila), y el diapasón y el puente, de palisandro.

ALHAMBRA 1C. La tapa es bien de abeto o bien de cedro macizo; el fondo, los aros y la tapa son laminados; el mástil, de caoba africana (samanguila) y el diapasón y el puente, de palisandro.

Mejores guitarras calidad-precio

Que una guitarra tenga un bajo coste no quiere decir que su calidad sea mala. En un mercado tan amplio podemos encontrar guitarras de muy buena calidad a un precio bastante asequible. Especialmente, para aquellos que llevan un tiempo iniciados en el mundo de la música y quieren contar con un instrumento de repuesto, o bien para los que se acaban de incorporar y quieren que su primera guitarra no sea de mala calidad.

Los expertos destacan tres guitarras cuya relación calidad-precio es intachable: la Yamaha C40, la TS Ideen, la Tiger CLG 40 y la Rocket XF201 AN. Su coste no sobrepasa los cien euros y su calidad, con ese precio, es bastante buena.

Guitarras profesionales

Cada marca tiene su propia línea de guitarra española profesional. Los precios se incrementan porque los materiales con que está fabricadas son de mejor calidad. También los luthiers son especialistas en creación de instrumentos de calidad.

El precio de este tipo de guitarras puede incluso sobrepasar los 3000 euros. Evidentemente no están indicadas para aquellos que se inician en el aprendizaje de la guitarra española, sino para quienes ya llevan varios años de rodaje y cuentan con una amplia trayectoria.

MOTIVOS PARA COMPRAR UNA GUITARRA ESPAÑOLA

Por norma general, los principiantes se sienten más atraídos por la guitarra eléctrica o la acústica, pero es aconsejable pasar primero por una guitarra española por varias razones:

El espacio que hay entre las cuerdas y el mástil es, por norma general, más amplio que el de otras guitarras. Gracias a esto, los dedos empiezan a acostumbrarse al trasteo y pasar de unas notas a otras con una mayor agilidad y una mayor fuerza. Además, este tipo de guitarras tiene los trastes bien marcados y las cuerdas están bien espaciadas.

Nuestro oído se acostumbra de esta manera a escuchar el sonido de la guitarra más puro, sin efectos ni aditamentos, como sucede con la eléctrica, que puede incluir efectos gracias a los pedales.

A esto debe sumársele el motivo económico, ya que suelen ser de las más baratas que hay en el mercado. Frente a las eléctricas, no es necesario comprar amplificadores para escuchar lo que tocamos.

QUÉ GUITARRA ELEGIR SEGÚN SU USO

Además de la calidad de la guitarra en sí, en el precio de una guitarra también influye el uso que se le dé: si es para niños, para zurdos o diestros…

¿Cuál es la mejor guitarra para un principiante?

Hay varios modelos de guitarra ideales para aquellos que se inician:

La Yamaha C40 es la favorita de muchos profesores, alumnos y autodidactas. Destacan lo confortable que es y su buen sonido, por no mencionar su buena relación calidad-precio. Sus más de veinte años a sus espaldas son el indicativo perfecto de la fama de la que goza.

También la guitarra Stagg c546 es ideal para quienes quieran hacer una pequeña inversión.

Otra buena opción es la Admira Malaga, con un muy buen acabado. La compañera ideal para aprender progresivamente.

Guitarra española para niños

Las guitarras españolas son ideales para niños, principalmente por su blandura, lo que hará mucho más fácil que la criatura se familiarice con el instrumento.

La anchura de la cejilla de la guitarra es mayor, lo cual hará más fácil que el niño pulse las cuerdas con sus manos.

Respecto al tamaño se ha originado un amplio debate. Algunos defienden que el niño empiece con una estándar, ya que las guitarras infantiles son muy limitadas y al pasar de una a otra se va a notar mucho el cambio. Pero se ha comprobado que a muchos niños en edades tempranas les resulta complicado acceder con facilidad a los trastes de la guitarra.

Guitarra española para zurdos

¿Qué tienen en común Paul McCartney (The Beatles), Jimi Hendrix o Kurt Cobain (Nirvana)? Que todos eran (y son) zurdos. Así que, si tu lado dominante es el izquierdo, no te preocupes porque también tienes opciones para tocar la guitarra.

Si bien puedes optar por girar la guitarra y tocarla ‘al revés’, en una industria tan amplia, hay guitarras especiales para estos casos, pero cuya construcción está hecha a imagen y semejanza de las guitarras para diestros.

¿Guitarra española/clásica o guitarra flamenca?

Como ya indicamos anteriormente, existen dos tipos de guitarra española: por un lado, la clásica, y por otro, la flamenca.

La composición de la flamenca es más estrecha, sobre todo en el centro, aunque también se estrecha en el mástil, por lo que hay que encorvarse un poco para poder tocarla. La clásica, por el contrario, es más fina y tiene un sonido más profundo.

En lo que respecta a los materiales, también hay algunas diferencias. La flamenca está hecha con madera de abeto para la tapa y ciprés para el fondo y los aros; para la clásica se opta por materiales como el cedro o el palo santo. Pero la variedad de maderas que se utilizan es mucho más amplia y no se restringen únicamente a estos.

También existen diferencias a la hora de tocarlas. Aunque ambas son ligeras, los cantaores de flamenco lo suelen hacer sentados y realizan algunos golpes en el cuerpo de la guitarra para marcar el ritmo.

ELECCIÓN DE LA GUITARRA IDEAL

El pisado de las cuerdas

Cuando nos disponemos a elegir una guitarra, debemos tener en cuenta y probar varios elementos. Uno de ellos es el pisado de las cuerdas.

Existen varios tipos de guitarras teniendo en cuenta esta característica: las duras (son aquellas que tienen las cuerdas bastante separadas del mástil o diapasón, por lo que tocarlas va a resultar más difícil) o las blandas (son aquellas cuerdas que se encuentran muy cerca del diapasón). Elegir una u otra forma depende en parte del fabricante de guitarras, pero también de los gustos del intérprete, y también de la música que se vaya a tocar.

Lo ideal es que pruebes la distancia en la que más cómodo te encuentres hasta que encuentres el sonido que más se ajuste a tus expectativas.

El trasteo

Una vez que estés comprobando la tensión de las cuerdas, también debes mirar el trasteo. ¿No sabes lo que significa? Se dice que una guitarra trastea cuando, al pulsar la cuerda en un traste determinado, observamos que roza con otro metal, por eso es preferible que las cuerdas no estén muy pegadas al mástil. Este gesto puede resultar incómodo para el músico y producir también unos sonidos feos o desagradables.

También debes observar la facilidad y soltura que tienes para pasar de un acorde a otro, aunque esta agilidad con los dedos se trabaja mejor con el tiempo.

El sonido

Las cuerdas de una guitarra tienen la misma longitud, pero su grosor y densidad (masa) varía de unas a otras, de ahí que se produzcan sonidos de distinta altura; o lo que viene siendo lo mismo, que unas suenen más graves y otras más agudas.

En la altura del sonido intervienen dos elementos: por un lado, su longitud; y, por otro, su masa. Cuanto menor sea la longitud, más agudo saldrá el sonido; si, por el contrario, la cuerda es más larga, el sonido saldrá más grave. Si lo que varía es la masa, el sonido será más agudo si la masa es menor, y más grave si la masa es mayor.

Cuando pulsamos una cuerda en un traste determinado, observamos que el sonido que se produce es distinto al que se produce si rasgueamos la cuerda al aire, sin ejercer presión sobre ella. El sonido varía porque la longitud de la cuerda que vibra es menor.

El tamaño

Las guitarras tienen diferentes tamaños. Es importante saber qué medida es necesaria teniendo en cuenta las características físicas del guitarrista y también el estilo de música al que se quiere dedicar.

Las guitarras españolas de tiro corto, las más comunes, son aquellas que miden 650 mm desde la selleta (lugar en el que se anudan las cuerdas) hasta la cejuela.

Entre las de tiro largo encontramos algunas variantes: las más comunes son las de 664 mm y también las de 660 mm. Aunque no lo parezca, la diferencia de un centímetro, o 1,4 cm, es muy importante a la hora de tocar un instrumento. Por eso es necesario fijarse en el tamaño y escogerlo adecuadamente.

También es importante la dimensión de la cejuela, ya que está totalmente relacionada con el tamaño de las manos y del estilo de música que se vaya a interpretar. En la guitarra española es común encontrar una dimensión de 52 mm, que es el tamaño de la cejuela más común en la actualidad. Para aquellos guitarristas que posean unas manos grandes, la cejuela puede tener un milímetro más, llegando a los 53. Pero si lo que se busca es comodidad y una mayor rapidez, sobre todo para los cambios de acordes, siempre que los dedos quepan, por lo que podemos encontrar cejuelas de 50 mm o 48 mm.

Otro factor importante que hay que tener en cuenta es la acción de las cuerdas. Esta medida es la distancia que hay entre la parte alta del traste y la parte baja de las cuerdas. Por lo general, se mide en el traste número doce y en la sexta cuerda. En los instrumentos de iniciación, flamencas y acústicas, esta acción es menor. En las guitarras españolas de concierto, la acción es la más alta; de unos cinco milímetros normalmente.

Por último, es conveniente mencionar la proporcionalidad del instrumento. En el traste número doce se encuentra el punto medio de la escala. Si dividiéramos la escala en cuatro partes, los puntos que marcan los diferentes tramos son el quinto, el doce, el centro de la boca y la selleta. El número siete equivaldría a la tercera parte de la escala.

Acabado de la guitarra

Para que una guitarra española dure muchos años es necesario cuidarla y protegerla. La humedad y sequedad extremas son peligrosas, por eso es preferible que no se cuelguen en las paredes ni se guarden en los maleteros de los coches, ya que las altas temperaturas podrían causarles daños.

Cuando toque sesión de limpieza de la guitarra, por el cuerpo de madera será suficiente pasar un pequeño trapo levemente humedecido. En caso de recurrir a algún producto, hay que asegurarse de que no contengan disolventes que causen desperfectos, y de que sean aptos para el tipo de madera del que esté fabricada, ya que no todas llevan el mismo barniz.

La suciedad que se acumula entre los trastes y el diapasón se puede eliminar perfectamente con la punta de un palillo.

Los clavijeros se pueden engrasar con un poco de aceite de máquina de coser.

Unas cuerdas limpias tendrán una vida más larga y útil. Por ello se pueden limpiar sencillamente con un trozo de tela limpia humedecida con un poco de alcohol. Pasamos el trapo por debajo y a través de las cuerdas para asegurarnos de que no queden huecos sin limpiar.

ACCESORIOS IMPRESCINDIBLES PARA TOCAR LA GUITARRA ESPAÑOLA

Cuerdas de repuesto

Es siempre importante tener unas cuerdas de repuesto para los momentos en que alguna se rompa y tener un juego de sustitución.

Funda o estuche

Para transportar la guitarra de un sitio a otro, existen fundas y estuches especiales para la guitarra clásica y flamenca. Los materiales son muy variados: pueden ser acolchados y con asas tipo mochila o bien estuches rígidos forrados por dentro, que se aseguran de que la guitarra no lleve golpes. Los materiales varían mucho dependiendo de la calidad, algo que también influye en el precio.

Afinador

La guitarra debe sonar perfecta, por ello debe estar afinada cada vez que la vayamos a tocar. Se puede hacer de oído, aunque es algo difícil. Pero hoy en día existen multitud de afinadores que nos pueden facilitar esta tarea.

El afinador digital clásico es el más fácil de conseguir y también el más asequible. Fue el primero en salir al mercado. Se trata de una caja rectangular con una pantalla, micrófono (o entrada de audio en algunos de ellos) que te muestran en la pantalla la afinación o desafinación de la cuerda.

También se puede instalar una aplicación en el teléfono móvil o tableta. Es el método más rápido y portátil para afinar la guitarra.

El afinador de pinza tiene una pinza integrada que se coloca en la cabeza de la guitarra para medir el calibrado de la cuerda. Es fácil de llevar, igual que el resto, pero ofrece la posibilidad de afinar en entornos ruidosos, ya que no lleva un micrófono integrado que capte el sonido de todo lo demás, sino que capta la desafinación de la cuerda mediante un sensor de vibración.

Púas

Las cuerdas se pueden tocar bien con los dedos, bien con una púa. Las cuerdas de la guitarra española son muy finas, por lo que es conveniente utilizar unas cuyo grosor sea de 0.50 mm, ya que las de un milímetro (ideales para guitarras eléctricas) podrían romperlas.

El material también influye en el sonido. Las de celuloide producen un timbre más plano que las de nylon rígido, que acentúan el chasquido y también la claridad.

Soportes

Los soportes para guitarra son imprescindibles, aunque no siempre le damos la importancia que merece.

Existen varios tipos: soportes de pared (algo muy decorativo, aunque poco práctico, ya que nos deja la guitarra a la intemperie y las condiciones meteorológicas pueden producir desperfectos), pies para guitarra o soportes de madera.

MARCAS DE GUITARRAS ESPAÑOLAS

Guitarras Alhambra

Sus diseños son simples a la par que elegantes. En su amplia gama, podemos encontrar desde clásicas y flamencas hasta acústicas.

Fundada en 1965, cuenta con cincuenta años de experiencia en la construcción de las mejores guitarras del mercado.

El cuidado por su trabajo comienza ya con la selección de las mejores materias primas, escogiendo las mejores maderas nobles seleccionadas en sus lugares de origen. Un compromiso de calidad que Alhambra extiende en el tiempo mediante la garantía de tres años y un esmerado servicio posventa.

Son reconocidas por su calidad, su diseño y su sonoridad, ya que están hechas con el mayor de los cuidados y con las manos de los mejores especialistas del sector.

La firma cuenta con cinco grandes líneas de producto: clásicas, flamencas, bandurrias y laúdes, acústicas y profesionales.

Buscan la máxima comodidad de sus clientes, por ello en cada línea tienen varias gamas: para quienes se inician, para los de estudio o conservatorio y una gama profesional.

Guitarras Admira

Admira es una marca de guitarras que lleva desde 1944 en funcionamiento. Una de sus cualidades más destacadas entre quienes utilizan esta firma es la excelente relación calidad-precio: son guitarras españolas muy buenas a precios verdaderamente económicos, ideales para quienes se están iniciando en el aprendizaje musical.

Actualmente es una de las marcas de guitarras más conocidas en todo el mundo y mejor valoradas por músicos de todos los géneros.

Todas las guitarras se construyen de manera artesanal gracias a un equipo de luthiers que ponen todo el cuidado y cariño en cada una de las piezas que pasan por sus manos.

Su sonoridad y acabados son excelentes, además de unos materiales de primera calidad. Cuentan con una amplia gama de guitarras con el fin de satisfacer la necesidad de cualquier cliente: desde las más sencillas, para quienes se están iniciando, hasta las más profesionales para quienes llevan varios años en el mundo musical.

Guitarras Manuel Rodríguez

Las guitarras Manuel Rodríguez son conocidas por su sonoridad y su riqueza en los sonidos graves.

Fundada en 1994, es en la actualidad una de las fábricas de guitarras que mejor combina la tradición y la novedad: las manos de los luthiers se unen a los avances tecnológicos que consiguen crear un sonido inimitable.

Su premisa es que “La mejor forma de averiguar qué guitarra es la ideal para cada uno es descubriéndola, tocándola, sintiéndola”, por eso ofrecen visitas guiadas por su fábrica, donde se puede observar el proceso de fabricación al que las guitarras son sometidas, desde el secado de maderas hasta el barnizado y el pulido. Además, tienen una gama de acabado ecológico, ideal para respetar el medioambiente.

Guitarras José Torres

Poco a poco la marca José Torres va conquistando corazones en la zona sur de Europa. En la actualidad, tienen a la venta dieciséis tipos de guitarras, entre las que podemos destacar modelos flamencos, clásicos, crossover, y electrificadas con cutaway.

Su abanico de productos se encuentra en constante crecimiento, y también se va adaptando a las necesidades específicas del mercado.

Algunas de las características mejor valoradas por los clientes son la tapa sólida, que la puedes encontrar en todos sus modelos, el truss rod o varilla diseñada para el ajuste del mástil (también está disponible para toda su gama de guitarras), o que la tapa esté un poco arqueada, lo que evita su hundimiento debido al uso prolongado con cuerdas de alta tensión.

Todas estas razones contribuyen a que las guitarras fabricadas por José Torres sean mejores y, además, se adapten a los tiempos más modernos.

Dentro de su catálogo, se encuentran tres gamas muy diferenciadas: La primera está pensada para estudiantes que van a tener una primera toma de contacto con el mundo de la guitarra española, pero que tampoco quieran hacer un desembolso considerable; sus precios recomendados oscilan entre los 199 € y los 250 €).

La gama semiprofesional sigue la línea de las guitarras para estudiantes, pero sus acabados son más cuidados, como así demuestran los clavijeros dorados y las distintas variedades de maderas. Con esta selección ofrecen una mayor calidad y proyectan mejor el sonido. Algunos modelos incluso tienen un diapasón de ébano. Sus precios oscilan entre los 375 € y los 579 €.

En la gama profesional hay maderas exóticas y están muy equilibradas. Han sido escogidas exquisitamente y fabricadas bajo unos precisos controles de calidad. La tapa armónica de esta gama está ligeramente arqueada, únicamente dos milímetros que reducen las posibilidades de hundimiento cuando las cuerdas son de alta tensión. Son ideales para los profesionales que buscan una calidad elevada, pero sin llegar a precios prohibitivos. Las guitarras flamencas son únicamente tres modelos, uno de ellos electrificado. Todas están elaboradas con tapa de abeto, aros y fondos de sicomoro, y diapasón de ébano).

Guitarras Raimundo

En la actualidad, Guitarras Raimundo cuenta 29 artesanos en plantilla, algunos de los cuales llevan trabajando en esta empresa durante más de treinta años. Esta casa puede llegar a producir más de 12 000 instrumentos al año, el 85 % de ellos son exportados a todo el mundo. Tal es su éxito que, pese a ser una empresa española, cuenta con una filial en Estados Unidos para poder distribuir las guitarras directamente por todo el país.

Su procedimiento de fabricación no ha variado durante años: siguen siendo elaboradas a mano, de manera artesanal, conservando el sistema tradicional español; un sistema que se está perdiendo con los años a causa de los avances tecnológicos.

Esto no quiere decir que todo el proceso de fabricación sea manual, ya que cuentan con un departamento de I+D que desempeña una labor fundamental en la fabricación de los modelos.

Se destaca su buena relación calidad-precio. Absolutamente todas las guitarras que salen de Guitarras Raimundo ofrecen un gran sonido con unos graves y agudos muy bien compensados. Los usuarios de estas guitarras señalan especialmente los modelos flamencos por su enorme comodidad, ya que la altura de sus cuerdas es muy baja.

MEJORES GUITARRAS ESPAÑOLAS

Enumerar las mejores guitarras españolas puede ser algo muy complejo, ya que sus orígenes son muy antiguos. Pero podemos hacer una selección de las mejores guitarras españolas de este 2018 teniendo en cuenta las medidas, los tamaños, el tipo de cuerdas y los materiales con los que han sido fabricadas las guitarras.

La guitarra Manuel Rodríguez 3 180 se compone de: una tapa de madera maciza de cedro, el suelo está fabricado de palosanto procedente de la India, el diapasón y el refuerzo del mástil están hechos de ébano; tiene 19 trastes, una longitud de 65 centímetros y pesa dos kilos y medio.

Uno de los detalles más importantes de esta guitarra es que cuenta con una protección extra en su mástil, gracias a que está reforzado por una tira de ébano, lo que la hace mucho más resistente al de otras guitarras similares. Es ideal para aquellos músicos que ya disponen de algo de experiencia o han superado el nivel básico de aprendizaje.

Guitarra Clásica Yamaha C40 II. Está indicada para quienes buscan una guitarra de precio más económico, pero tampoco pretenden renunciar a calidad. Esta bonita guitarra clásica Yamaha está compuesta de: una tapa de madera pícea, un suelo fabricado de maranta, el mástil está fabricado con nato, tiene 19 trastes, una longitud de 65 centímetros y un peso de un kilo y medio.

Los materiales no son de la misma calidad que el modelo anterior, pero en cambio cuenta con la ventaja de ser más ligera. Por todo ello, ha sido votada como la guitarra clásica con mejor relación calidad-precio. Está disponible en dos colores: tipo madera natural y negro.

Guitarra Española Alhambra 11P. Si lo que se busca es la calidad por encima de todo, sin importar el precio, esta es la guitarra indicada. Está compuesta por una tapa de cedro macizo, el suelo está fabricado por palosanto procedente de la India, tiene un mango de cedro reforzado, el diapasón es de ébano, tiene 19 trastes y una longitud de 65 centímetros. Podemos decir que esta es la guitarra que se sitúa en el escalón más alto de la prestigiosa marca Alhambra. Para la fabricación de este modelo se han escogido de manera selecta las mejores maderas macizas, siguiendo un proceso de elaboración artesanal de la mano de los luthiers de la casa. Además de la exquisitez de sus materiales, cabe destacar que su sonido es impactante, equilibrado y bello.

MEJORES GUITARRISTAS DE GUITARRA ESPAÑOLA

Son muchas las leyendas de la guitarra clásica, pero sin dudar, Paco de Lucía es quien se encuentra en el podio, ya que es considerado el máximo referente universal de la guitarra española. Gracias a su padre y a otros maestros de este instrumento, como el Niño Ricardo, su afición por tocar la guitarra finalmente se convirtió en un arte. Se le considera único porque consiguió fusionar con increíble éxito el flamenco con otros estilos musicales diferentes.

Otro referente en la guitarra es Vicente Amigo, que nació en Sevilla. Su trabajo ha recibido numerosos reconocimientos y premios de la industria de la música. Durante su trayectoria musical ha gozado de colaboraciones con artistas como de la talla de Alejandro Sanz o Estrella Morente.

En este ranking no debemos olvidar a Raimundo Amador, quien, igual que Paco, ha sabido mezclar varios estilos musicales fusionándolos en uno solo, y todo ello con unas dotes maestras. Ha conseguido que el flamenco, el rock y el blues fluyeran con total naturalidad como si de un único género musical se tratara. A lo largo de su carrera ha colaborado con cantantes de la talla de Remedios Amaya o B. B. King.

Andrés Segovia fue el padre de la guitarra clásica gracias a la mejora que introdujo en este instrumento con el fin de perfeccionar su acústica. Su calidad y destreza musical perduran todavía hoy en sus alumnos. Fue nombrado en varias ocasiones doctor honoris causa por universidades de todo el mundo gracias a su destreza musical.

Narciso Yepes tuvo de profesor a un pianista de nivel, Vicente Asencio, lo que le concedió los recursos necesarios para desarrollar una guitarra de mayor resonancia, de diez cuerdas, gracias a la cual podía tocar música barroca. Ha sido muy influyente, hasta el punto de que sus partituras se han convertido en un referente mundial.

En definitiva, maestros de la guitarra española ha habido muchos y lo más seguro es que sigan surgiendo generación tras generación. Pero no debemos olvidar estos nombres que han marcado un antes y un después en la historia de nuestra música y que, además han conseguido dar a la guitarra española el valor que se merece.